Site Loader

Cada visitante a las Islas Canarias está seguro de que las Islas Canarias consisten en trece islas. La isla más grande es Tenerife, seguida de Fuerteventura, Gran Canaria, Lanzarote, La Palma, La Gomera, El Hierro, La Graciosa, Alegranza, Montaña Clara, Lobos, Roque del Este y Roque del Oeste. ¿Pero sabías que hay catorce islas?

El registro más antiguo de la decimocuarta isla canaria se remonta al siglo X en relación con el viajero de Saint Brendan. La mención de la isla se captura en el texto latino Navigatio Sancti Brendani Abbatis (“Crucero de Saint Brendan Abbot”). Este santo es generalmente conocido por haber tomado cruceros de aventura. Hay varias leyendas sobre su vida que pueden no ser ciertas. Se dice que estuvo en las Islas Canarias, incluso para descubrir América. Este es probablemente también el origen de su nombre “Viajero”.

La primera mención de la isla.

La isla lleva el nombre de San Brendan y se conoce como la Isla de San Brendan, en español Isla de San Borondón o Isla de Samborombón.

The legend of San Borondon Island
Celebración de la Santa Misa en las Islas de la Paz.

Saint Brendan afirmó que desembarcó en la isla en 512 dC con 14 monjes con los que celebró misa. Inicialmente planeó quedarse durante 15 días, pero finalmente tuvo que esperar un año, durante el cual la isla permaneció escondida detrás de una densa cortina de niebla. En su Navigatio Sancti Brendani Abbatis Monk Barino menciona esta isla como “paraíso” en el Océano Atlántico. Lo describe como una isla montañosa densamente arbolada, en la que nunca se ponía el sol, en la que había una rica flora, los árboles daban a luz fruta extraordinaria, fluían agua fresca y muchas aves cantaban en los árboles.

Edades medias

Sin embargo, las referencias a la isla se pueden encontrar en otros registros. En Planiferio de Ebstorf de 1234, Marcos Martínez escribe sobre la “isla perdida descubierta por San Brendan”. En Mapamundi de Hereford de 1275, todo el archipiélago se conoce como las “Islas Benditas y la Isla de San Brendan”. El escritor Luís Perdigão observó en el siglo XV el interés del Rey de Portugal por la isla después de que uno de los capitanes navales le hubiera informado al Príncipe Enrique el Navegante que había encontrado la isla, pero no se le permitió entrar en condiciones marinas tormentosas. De regreso, el capitán navegó, pero nunca regresó.

The legend of San Borondon Island
Mapamundi de Hereford

En 1566, Hernán Pérez de Grado, Juez Supremo de la Corte de las Islas Canarias Reales, ordenó a los jueces de las islas de La Palma, El Hierro y La Gomera que examinaran información sobre la misteriosa isla. Abreu y Galindo también describe en su historia una entrevista con un aventurero francés que afirma haber visitado San Borondón. Se iba de allí cuando llegó una tormenta a la isla y le llevó un día llegar a La Palma. En otro informe, Alonso de Espinosa, gobernador de El Hierro, describió una observación de la isla de San Borondón al noroeste de El Hierro y sotavento de la isla de La Palma. Dijo que 100 testigos vieron este fenómeno.

Juan de Abréu Galindo informa que la isla de San Borondón, que es la octava y última, cuya existencia puede derivarse de las observaciones, se encuentra a 20 grados y 30 minutos de latitud y ocho leguas (40 kilómetros) al oeste de La Gomera. . La longitud se da en coordenadas basadas en la medición anterior antes de la introducción del meridiano de Greenwich.

The legend of San Borondon Island
El mapa de Toscaneli muestra la isla de San Borondón como la isla más grande del Océano Atlántico.

La leyenda persiste.

En 1719, el monje escocés Sigbert de Gembloux informó que había visto la isla. Asimismo, Don Mateo Dacesta, alcalde de Valverde en El Hierro en 1721, anunció la observación de la isla. Como resultado de esta información en el mismo año, Juan de Mur y Aguerre, el gobernador militar de las Islas Canarias, nombró una nueva comisión de investigación bajo el mando del capitán de barco Gaspar Domínguez. Sin embargo, no descubrió ninguna evidencia nueva de la existencia de la isla. La mención de la isla se remonta a 1772 en las notas del historiador canario Viera y Clavijo.

La isla de San Borondón se convirtió en parte de las Leyendas Canarias. Se ha convertido en un mito al que los canarios están muy unidos por su afecto por las cosas sobrenaturales. Hablan de una isla flotante que aparece y desaparece entre la espesa niebla y las nubes. Historiadores como José Gregorio González y el profesor Marcos Martínez Hernández, autores de Canarias Magica en el artículo Islas Míticas en relación con las Islas Canarias, están convencidos de que la isla no es una realidad física. Sin embargo, consideran que esta isla está tan profundamente arraigada en un mundo de fantasía canaria que merece ser considerada como una de las Islas Canarias como la decimocuarta isla.

The legend of San Borondon Island
Una sección de un mapa de África occidental desde 1707. La isla de San Borondón se muestra al oeste de las Islas Canarias.

(Fotos: internet)


¿Te gustó este artículo, te fue útil? También puede apoyar la creación de este sitio web enviando cualquier cantidad a la cuenta ES08 0049 5735 1122 1616 5370, swift BSCHESMM. Incluya “Soporte de la Canaria Guide” en el concepto. Gracias por su apoyo.

Print Friendly, PDF & Email
Ohodnoťte článok

Martin Smolen

Pridaj komentár

Vaša e-mailová adresa nebude zverejnená. Vyžadované polia sú označené *

Táto webová stránka používa Akismet na redukciu spamu. Získajte viac informácií o tom, ako sú vaše údaje z komentárov spracovávané.

Služby na Gran Canarii

Páči sa vám tento blog?

Tvorbu tohoto webu môžete podporiť aj vy zaslaním ľubovoľnej čiastky na účet
ES08 0049 5735 1122 1616 5370 
swift BSCHESMM. Do poznámky uveďte
“Podpora Canaria Guide”.
Pre podnikateľov ponúkam možnosť plateného partnerstva. Ďakujem za podporu.

Zájazdy na Kanárske ostrovy

Slovenský delegát na Gran Canarii

Kontaktujte ma

×
Ďakujem za vašu správu. Pokiaľ požadujete odpoveď, čo najskôr sa vám ozvem.

Reklama

Reklama